area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

¿Cómo actuar si un compañero sufre un choque eléctrico?

Un accidente o choque eléctrico es una lesión producida por el efecto de la corriente eléctrica que pasa a través del cuerpo. Los efectos van desde una sensación de hormigueo hasta la muerte instantánea; los daños pueden ser nerviosos, alteraciones químicas, daños térmicos y otras consecuencias de accidentes secundarios, por ejemplo, fracturas.

Los choques eléctricos pueden clasificarse en directos o indirectos; los primeros son provocados por la corriente derivada de su trayectoria normal al circular por el cuerpo. Son capaces de producir las siguientes alteraciones: fibrilación ventricular -paro cardíaco o asfixia- paro respiratorio y hasta tetanización muscular.

En el caso de los choques eléctricos indirectos, no son provocados por la propia corriente, sino ocasionados tras el contacto con la corriente. El peligro de una descarga eléctrica depende del tipo de corriente, cuán alto sea el voltaje, de qué forma la corriente se desplazó por el cuerpo, la salud general de la persona y la rapidez con que esta recibió tratamiento. Si un compañero de trabajo sufre un accidente eléctrico, probablemente lo primero que desees hacer de manera instintiva sea socorrer a la víctima. Sin embargo, si aún existe el peligro de que se origine otra descarga eléctrica, solo te harás daño. A continuación explicamos los pasos a seguir en este tipo de accidentes:

  • Debes tomarte un momento para evaluar la escena y detectar los peligros evidentes, bajo ningún concepto debes tocar directamente a la víctima, pues es seguro que la corriente te pasará también.

  • Apaga o aleja la fuente de electricidad de ti y de la persona utilizando un objeto seco y no conductor hecho de cartón, plástico o madera (como una escoba).

  • Nunca utilices agua (incluso si se originó un incendio), este elemento conduce la electricidad de manera efectiva.

  • Mantente sobre algún material seco y aislante, como una caja de madera, una esfera de goma o una guía de teléfono.

  • Es normal que la víctima quede inconsciente. Cuando sea seguro, abre sus vías respiratorias y controle la respiración; prepárate para realizar respiración artificial y masaje cardíaco.

  • Trata de evitar que la persona lesionada se enfríe. Examina el cuerpo de la víctima. Debes comenzar por la cabeza y bajar hasta el cuello, el pecho, los brazos, el estómago y las piernas. Trata de detectar quemaduras u otras lesiones evidentes.

  • Tapa todas las zonas quemadas con una venda de gasa estéril o con una tela limpia. No uses una manta o toalla, porque las fibras sueltas pueden adherirse a las quemaduras.

  • Comunícate con los servicios de emergencia y mantén la calma.


Como último consejo, si sueles trabajar con electricidad nunca trabajes solo, un compañero de trabajo puede salvarte la vida en caso de que ocurra un accidente.


Fuente: ma.com.pe


3427 visualizaciones