area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

Consejos de primeros auxilios para 6 accidentes comunes

Desde el momento en que su hijo da sus primeros pasos, es probable que se caiga. Si bien no siempre puedes evitar que tu temerario natural se lastime, hay muchas cosas que puedes hacer para que se sienta mejor. Le pedimos a los mejores médicos que compartieran los mejores métodos para curar heridas, abastecer un botiquín de primeros auxilios y calmar a los pequeños pacientes, ¡para que pueda arreglar cualquier boo-boo rápidamente!

Cortar o raspar

Actúe rápido: si hay sangrado, primero presione firmemente sobre el sitio con un paño limpio hasta que se detenga, entre tres y 15 minutos. Limpiar con agua corriente tibia y secar suavemente. Cuando una herida está sucia o fue causada por un rasguño de un animal, enjuágala con agua y enjabona suavemente. Si la piel está rota, aplique una capa delgada de un ungüento antibiótico de venta libre (como Neosporin o Bacitracin), luego cubra con un vendaje o gasa y cinta adhesiva. Si no puede controlar el sangrado después de varios intentos con presión directa, llame a su pediatra o al 911, o diríjase a una sala de emergencias. Si le quitaron un pedazo grande de piel, envuélvalo en un paño limpio y húmedo y colóquelo en una bolsa sobre hielo, es posible que un médico pueda volver a colocarlo. Una mordedura de animal que haya causado un corte profundo debe ser examinada por un médico.


Atención de seguimiento: aplique la pomada antibiótica y aplique un nuevo vendaje todos los días (o dos veces al día, si es una herida grande o profunda) hasta que el corte sane, para que su hijo no pueda tocarlo. Si parece estar formando o drenando pus o si se hincha, se pone sensible o se enrojece, consulte a un médico de inmediato para tratar la infección. Después de que la herida sane, aplique SPF 30 hasta que comience a desvanecerse, porque la piel recién curada puede quemarse con el sol más fácilmente, haciendo que cualquier cicatriz sea más notable.


Quemar

Actúe rápido: sostenga inmediatamente debajo de agua corriente fría o aplique una toalla fría y húmeda hasta que el dolor desaparezca. Cubra las pequeñas ampollas con un vendaje suelto o gasa y esparadrapo; Llame a un médico lo antes posible si hay quemaduras en la cara, las manos o los genitales, o si miden más de 1/4 de pulgada en cualquier parte del cuerpo. Si la quemadura se ve profunda, la piel puede ser blanca o marrón y seca, vaya a la sala de emergencias. Si la quemadura cubre una décima parte del cuerpo o más, no use compresas frías; llame al 911 y cubra al niño con una sábana limpia o una manta para prevenir la hipotermia hasta que llegue la ayuda.

Atención de seguimiento: no reviente las ampollas usted mismo. Si la piel se rompe, aplique una crema antibiótica y cubra el área con un vendaje o gasa y esparadrapo hasta que sane. Esté atento a cualquier enrojecimiento, hinchazón, sensibilidad o secreción, todos signos de infección.

¿Sabías? Las escaldaduras, por alimentos o líquidos calientes, son las quemaduras más comunes en niños de 6 meses a 2 años.


Hemorragia nasal

Actúe rápido: haga que su hijo se siente derecho, pero no incline la cabeza hacia atrás. Afloje la ropa ajustada alrededor de su cuello. Apriete el extremo inferior de su nariz cerca de las fosas nasales y haga que se incline hacia adelante mientras aplica presión continuamente durante cinco a diez minutos. No suelte y revise la nariz; podría prolongar el sangrado.


Atención de seguimiento: si la hemorragia nasal es el resultado de un trauma, reduzca la hinchazón colocando una bolsa de hielo contra el puente de la nariz después de que la hemorragia disminuya. Si persiste después de diez minutos o regresa más tarde, llame a su médico o vaya a la sala de emergencias para verificar si hay un descanso.


Astilla o vidrio

Actúe rápido: use agua y jabón para lavar alrededor de la astilla. Limpia unas pinzas con alcohol isopropílico y saca lentamente la astilla. Lave la piel nuevamente. Cuando sea difícil quitar una astilla, déjela por un día o dos para ver si sale sola. Si su hijo pisa un trozo de vidrio y no es un solo fragmento que pueda quitar fácilmente, envuelva suavemente un paño limpio alrededor del área y vaya a la sala de emergencias. Pregúntele a su médico acerca de una radiografía, incluso si cree que ha recibido el vaso fuera; las exploraciones a menudo encuentran fragmentos que pueden provocar una infección.

Atención de seguimiento: si la astilla no sale después de unos días o le está causando dolor, enrojecimiento o pus en su hijo, consulte a su médico para que se la extraiga de manera segura.


Traumatismo ocular

Actúe rápido: cuando su hijo tenga dolor severo, lagrimeo constante, sensibilidad a la luz o visión borrosa después de haber sido empujado o golpeado en el ojo, coloque un paño húmedo y frío sobre el área y diríjase a la sala de emergencias. superficie, que se trata con gotas o ungüentos recetados y, por lo general, cicatriza en 48 horas. Si le ha salpicado un químico en el ojo, mantenga el párpado abierto y enjuague con agua tibia y llame al Control de Envenenamientos (800-222-1222).

Atención de seguimiento : controle a su hijo para detectar dolor y problemas de visión en las semanas posteriores a un ojo pinchado. Estos pueden ser un signo de iritis traumática, una inflamación de la parte coloreada del ojo o una lesión más profunda.


Picadura o picadura de insecto

Actúe rápido: si el insecto dejó un aguijón, raspe suavemente la piel con la uña o una tarjeta de crédito para quitarlo sin romperlo. (El uso de pinzas puede exprimir más veneno). Llame al 911 si su hijo tiene problemas para respirar, tos o tiene la voz ronca, urticaria o hinchazón de los labios o la lengua.

Atención de seguimiento: para la picazón, coloque una compresa fría sobre el área durante un minuto o aplique una loción de calamina o una crema de hidrocortisona al 1% o un antihistamínico tópico (si la piel no está rota ni tiene costras). Póngase en contacto con su médico si sospecha que le ha picado una garrapata. Es posible que desee hacerse una prueba de Lyme y otras enfermedades transmitidas por garrapatas.

¿Sabías? Las mordeduras y picaduras son el tercer accidente más común visto en la sala de emergencias entre los niños menores de 4 años.

Preguntas frecuentes sobre primeros auxilios

P: ¿Los cortes cicatrizan más rápido debajo de un vendaje o cuando se dejan “respirar”?

R: Mientras un corte aún está abierto, un vendaje puede ayudar a prevenir infecciones y costras. Pero después de unos días, un poco de aire puede acelerar la curación. Puede acostar a su hijo sin un vendaje, y si puede hacerlo sin molestarlo demasiado, colóquese un par de horas después para volver a aplicarle uno nuevo.

P: ¿Son realmente necesarios los ungüentos antibióticos?

R: Sí, los medicamentos como Neosporin pueden ayudar a curar. Pero no desea aplicarlo innecesariamente, por ejemplo, en un pequeño raspado o una picadura de insecto cuando la piel no está abierta. Algunos investigadores creen que el uso excesivo de antibióticos ha provocado el aumento de infecciones por estafilococos difíciles de tratar como el MRSA.

P: ¿ Algún truco para hacer que mi hijo tolere una bolsa de hielo?

R: Los padres tienden a enfriar demasiado el paquete, a menudo colocando hielo en una bolsa de plástico delgada. Pero una compresa no necesita estar fría para reducir la hinchazón; simplemente envuelva un poco de hielo en una toallita seca. A los niños más pequeños les pueden gustar las compresas con forma de animales que guarda en el refrigerador o el congelador.

P: Después de una lesión, ¿cuándo necesita un niño vacunarse contra el tétanos?

R: Algunas heridas causadas por un objeto sucio, oxidado o polvoriento ponen al niño en riesgo de contraer tétanos. Si ha recibido sus vacunas a tiempo, probablemente esté bien. Pero para estar seguro, llame al pediatra para discutir su riesgo de tétanos.


Cómo calmar a su hijo

Mantenga su expresión y tono de voz lo más relajados posible y pruebe estos consejos probados por médicos.

Si su hijo tiene 5 años o menos

  • Cubra las heridas con un paño mientras las trata. Si puede, pídale a otro adulto que lo venda mientras reconforta a su hijo.

  • Distráelo con libros, juguetes pequeños, burbujas o pegatinas.

  • Use palabras apropiadas para su edad. Si su hijo no sabe qué es un hospital, dígale que es un lugar donde la gente ayuda a que los abucheos se sientan mejor.

Si su hijo tiene entre 6 y 12 años

  • Involucrarlo en primeros auxilios. Incluso dejar que sostenga el ungüento puede ayudarlo a sentirse más en control.

  • Manténgalo ocupado con películas o programas de televisión, juegos electrónicos portátiles, un iPod con música relajante o historias (reales o imaginarias).

  • Obtenga una vista previa de todo. Ser sorprendido por un pellizco o un pinchazo solo crea más ansiedad sobre lo que vendrá después.

Esenciales de primeros auxilios

Todos los padres necesitan un equipo bien surtido en casa y mientras viajan, dice David Markenson, MD Los equipos para la casa y el automóvil pueden ser lo suficientemente grandes como para contener una amplia gama de suministros, pero no los sobrecargue. Los kits de cochecito se pueden reducir.

  • Barrera respiratoria (si un extraño necesita administrar RCP; hay protectores plegables y desechables disponibles en redcrossstore.org)

  • Pinzas (para quitar astillas o garrapatas)

  • Crema de hidrocortisona al 1% y loción de calamina (para mordeduras o picaduras)

  • Toallitas con alcohol (para limpiar tijeras y pinzas)

  • Antihistamínico oral (para reacciones alérgicas)

  • Guantes sin látex (para ponerse las manos limpias al tratar una herida)

  • Acetaminofén o ibuprofeno (para el dolor y la fiebre)

  • Termómetro (sin mercurio, sin vidrio)

  • Ungüento con triple antibiótico (para prevenir infecciones)

  • Desinfectante de manos (para lavarse las manos en caso de que no haya agua y jabón disponibles)

  • Manta (para evitar la pérdida de calor después de grandes quemaduras y para tratar los golpes)

  • Agua embotellada (para enjuagar las heridas si no hay un grifo cerca)

  • Compresa fría instantánea (para controlar la hinchazón)

Fuente: hseblog



29 visualizaciones