area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

Crean espuma metálica que desintegra balas con el impacto

Los materiales a prueba de balas han existido durante tanto tiempo como las balas. La tecnología de las chaquetas antibalas ha evolucionado tanto con el tiempo que las más nuevas son muy ligeras y comparativamente cómodas de llevar. A pesar de que estas chaquetas te salvan de los impactos fatales de la bala, todavía dejan un hematoma en el cuerpo.


Afasaneh Rabiei, profesor de ingeniería mecánica y aeroespacial en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, ha desarrollado un material que podría revolucionar la tecnología a prueba de balas existente. Rabiei ha pasado años desarrollando espumas metálicas compuestas (CMF) y analizando sus propiedades. La armadura se hizo con sus espumas metálicas compuestas y se probó. El video muestra los resultados de la prueba donde se disparó una bala M2 de 7.62 x 63 milímetros de acuerdo con los procedimientos de prueba estándar establecidos por el Instituto Nacional de Justicia. Mire el video a continuación para ver qué le sucede a una bala cuando entra en contacto con la armadura de espuma metálica.


Sí, dijimos que la bala se convierte en 'polvo' al impactar, literalmente.

Rabiei explicó el éxito del material en detener balas.

“Pudimos detener la bala con un grosor total de menos de una pulgada, mientras que la muesca en la parte posterior era de menos de 8 milímetros. Para poner eso en contexto, el estándar NIJ permite una hendidura de hasta 44 milímetros en la parte posterior de una armadura ".


La espuma se hace creando una mezcla espumosa burbujeando gas a través del metal fundido. La mezcla espumosa luego se asienta como una matriz ligera. Este material tiene una resistencia comparable a los convencionales a la vez que es significativamente más ligero.


Detener las balas no es la única función de la espuma metálica. En 2015, Afsaneh Rabiei produjo un escudo de espuma de metal capaz de bloquear los rayos X, los rayos gamma y la radiación de neutrones. El material es, por tanto, una alternativa potencial al blindaje de radiación pesado que se utiliza en la actualidad.

Las aplicaciones, como la exploración espacial, requieren materiales robustos y livianos capaces no solo de bloquear la radiación sino también de soportar temperaturas extremadamente altas. El trabajo publicado de Rabiei demuestra que las espumas metálicas compuestas pueden manejar el fuego y el calor dos veces más que los metales simples que se usaron para crearlas. Por lo tanto, la increíble, liviana y fuerte espuma de metal compuesto, debido a su capacidad de bloqueo de radiación y resistencia al calor, puede tener numerosas aplicaciones.


Fuente: wonderfulengineering




3330 visualizaciones