area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

El material que no se puede cortar

Un nuevo material artificial no se puede cortar de manera efectiva, lo que mantiene la promesa de candados, puertas de seguridad y ropa protectora livianos pero a prueba de cortes.


Sus inventores incorporaron esferas de cerámica en espuma de aluminio para crear un material que no se podía cortar con amoladoras angulares, taladros eléctricos o cortadores de chorro de agua. Lo llamaron Proteus en honor al dios griego que cambia de forma, por la forma en que el material se metamorfoseó de diferentes maneras para defenderse de los ataques.


"Es bastante sorprendente", dice Miranda Anderson de la Universidad de Stirling, Reino Unido, que trabajó en el proyecto. En lugar de ser simplemente una superficie dura que resiste la presión externa, el material vuelve la fuerza del taladro o del mecanismo de corte sobre sí mismo, ya que las esferas de cerámica crean vibraciones que interrumpen la fuerza externa. "De hecho, destruye la cuchilla de corte a través de las vibraciones espasmódicas que crea, o ensancha el chorro de agua", dice Anderson.

El material tiene un segundo mecanismo de defensa. Intentar cortarlo rompe las esferas de cerámica en fragmentos más pequeños que son aún más duros y actúan como un papel de lija muy resistente. “Entonces, el mecanismo de ataque hace que el material se vuelva más resistente al ataque”, dice Anderson. Mientras que una amoladora angular tardó 45 segundos en cortar la armadura de acero utilizada para proteger contra minas explosivas, Proteus la dejó inoperante.


La única estructura comparable en el mundo natural es el diamante , dice Anderson, pero Proteus es más barato y liviano, lo que lo hace práctico para una variedad de aplicaciones, desde puertas y barreras de seguridad hasta suelas de zapatos o coderas y protectores de antebrazos para trabajadores. Ella cree que se puede producir en masa, ya que no hay escasez de metales y cerámicos con los que está hecho.

Fuente: newscientist


1168 visualizaciones