area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

¿Es hora de empezar a pensar en edificios industriales de madera?

Los edificios industriales son edificios funcionales, eficientes, rápidos de construir y sin adornos. Por eso, cuando estudiamos el patrimonio industrial de diferentes ciudades y países, somos capaces de comprender los materiales, tecnologías y métodos de construcción tradicionales locales de la época.

Me vienen a la mente las fábricas de ladrillos rojos de Inglaterra, así como las linternas de techo utilizadas para proporcionar luz natural a las fábricas y otros elementos de construcción típicos. Las estructuras metálicas y de hormigón prefabricado son actualmente las más utilizadas debido a una combinación de eficiencia constructiva, coste, posibilidad de vanos expansivos y desconocimiento de los beneficios de otros materiales, como la madera. A menudo, estos almacenes industriales también se caracterizan por ser fríos e impersonales, además de tener una huella de carbono considerable. Pero la experiencia de Canadá en los últimos años es notable, donde ha habido un número creciente de edificios de madera construidos paraprogramas industriales.


En los últimos 25 años la industria del diseño y la construcción en madera ha experimentado grandes cambios con la introducción de máquinas robotizadas CAD y CNC, proporcionando a este material natural la posibilidad real de cubrir muchos tipos de proyectos diferentes. La durabilidad de la madera puede exceder los 100 años si se tiene el debido cuidado en las especificaciones y la construcción, mientras que la construcción con madera proporciona una flexibilidad casi infinita. Desde estructuras tradicionales de pilares, vigas y marcos de madera hasta productos de madera de ingeniería como Glulam y CLT , hay opciones para satisfacer todas las necesidades, incluso mediante combinaciones con otros materiales como el acero y el hormigón.



Ejemplos de edificios altos de madera ya son una realidad, así como edificios públicos e incluso escuelas . Pero asociar la madera con grandes plantas industriales es algo que todavía le parece inusual a la mayoría de la gente.

Al desarrollar una planta industrial, todas las decisiones estarán muy influenciadas por los procesos de producción que tendrán lugar en el espacio. ¿Qué área y dimensiones se necesitan? ¿Cuál es el proceso desde la materia prima hasta el producto final? ¿Cuántas personas trabajarán allí? ¿Qué tipo de máquinas albergará el edificio? ¿Cuál es la altura mínima del techo? ¿Es fundamental un plan completamente abierto o se pueden tolerar las columnas internas? Si bien el beneficio obvio de un plano de planta libre se relaciona con los flujos sin obstáculos dentro del edificio y una mayor flexibilidad en términos de diseño, al incluir columnas internas en el espacio, los costos de construcción se reducen significativamente.

Ya sea con columnas intermedias o no, los edificios industriales generalmente necesitarán espacios abiertos considerables. Las tres formas más comunes de lograr grandes espacios abiertos con madera son con vigas, cerchas o arcos. Las vigas generalmente brindan la solución más económica para áreas con vanos más cortos y cargas verticales reducidas (en Canadá, por ejemplo, una carga vertical típica corresponde a la cantidad de nieve, lo que coloca una carga considerable sobre los techos). Para vanos más largos y mayores cargas verticales, el uso de vigas tradicionales se vuelve inviable debido a los altos costos de material y las dificultades de manipulación y transporte. El uso de cerchas de madera laminada encolada puede ser la salida más eficaz, en la que las piezas diagonales de madera soportan tensiones de compresión y las varillas de acero verticales soportan cargas de tracción. Los arcos, por otro lado, dan como resultado un techo curvo, proporcionando mayor espacio interior sin extenderse a las paredes exteriores del perímetro. La curvatura y los tirantes de acero aumentan el costo de este sistema, pero los arcos efectivos pueden brindar soluciones muy económicas y elegantes, alcanzando grandes luces.

La fabricación de piezas dentro de las fábricas y el montaje relativamente rápido de estructuras de madera son dos factores diferenciadores para lugares con inviernos duros. Estas condiciones a menudo pueden hacer inviable la construcción de estructuras tradicionales de hormigón durante varios meses del año. En el contexto del oeste de Canadá, la madera se ha identificado como una opción económica para la construcción de edificios industriales. Producidas en una fábrica con un alto estándar de control de calidad, las estructuras tienen un gran acabado y estética, además de excelentes características funcionales. Otras razones que justifican el uso de la madera incluyen el uso de recursos locales, la eficiencia energética, la estética del producto final y la flexibilidad del espacio. Este informe destaca las principales razones por elegir la madera como material para este contexto específico.

El ejemplo del oeste de Canadá nos muestra que la madera puede ser un material del futuro. A través de la gestión sostenible de los bosques , la madera se puede mantener como un recurso renovable con carbono negativo , un factor que cada día más emprendedores, consumidores y tomadores de decisiones han tenido en cuenta cada vez más. Los edificios industriales son ejemplos de estructuras para las que la economía y la utilidad han sido los principales impulsores del diseño. Al considerar, además de un análisis estricto de los costos de construcción, aspectos como el uso de materiales locales, la huella de carbono, la calidad de los espacios internos y la imagen de la empresa, la madera puede resultar altamente atractiva para los más diversos usos.

Fuente: archdaily


73 visualizaciones