area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

Humilde soldador llora desconsoladamente por falta de pago

Un soldador peruano decidió aferrarse a una máquina en un acto de desesperación luego de que los dueños de la herramienta no le pagaran por sus trabajos.

El hombre llorando y desesperado decidió aferrarse a la máquina de soldar tras haber intentado cobrar unos 2000 soles que nunca le fueron entregados.

El hecho ocurrió en el distrito El Tambo de Huancayo y conmovió a los vecinos de la localidad, al ver llorar desconsoladamente al soldador que solo exigía el pago que le correspondía.


Se trata de Segundo Vega Aquino de 40 años de edad, quien con unos soles en el bolsillo, pidió que le paguen por los servicios prestados.

Los dueños de las herramientas, al ver que el humilde trabajador se aferraba a la máquina, llamaron a la policía. Los agentes fueron a cargarlo en peso y el trabajador rompió en llanto, pidiendo a los vecinos que lo ayuden.

Los vecinos y peatones conmovidos se solidarizaron con Segundo Vega, increpando a los dueños de la herramienta para que cumpliera con el pago por el trabajo realizado.

Una vez que las autoridades policiales llegaron al lugar, el hombre empezó a llorar: “Tengo 2 hijos, no hice nada de malo y terminé en la comisaría”, dijo.

Vega contó que hizo trabajos por la suma de 2 mil soles en Cuzco y Chupaca, pero no le pagaron. Al exigir justicia, casi es denunciado por apropiación.

El agraviado acudió al Ministerio de Trabajo para exigir justicia. “Lo único que quiero es que me paguen. Tengo 2 hijos, no hice nada de malo y terminé en la comisaría”, dijo.

Los medios de comunicación locales decidieron apoyar la causa del humilde soldador y decidieron publicar sus datos para conseguir más trabajos. “Si necesita un soldador puede llamar a Segundo su teléfono es 954489677”.

877 visualizaciones