area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

Los colores del acero en los tratamientos térmicos

El acero después del temple queda generalmente demasiado frágil. La fragilidad del acero templado se corrige por medio del REVENIDO, que es un tratamiento que se realiza siempre después del TEMPLE y consiste en calentar el acero a una temperatura inferior a la temperatura de austenización, mantenerlo un tiempo determinado y enfriarlo al aire.

El objetivo no es eliminar los efectos del temple, sino modificarlos. Sacrificamos dureza y resistencia mecánica tras el revenido, pero AUMENTAMOS LA TENACIDAD. De ésta manera aumentamos la energía de deformación antes de romperse nuestra herramienta (resistencia al impacto), DISMINUYENDO SU FRAGILIDAD. Eliminando también las tensiones internas que tienen los aceros templados tras el enfriamiento brusco.

PROCESO DE REVENIDO:

Una vez templado el acero y enfriado, conviene realizar el revenido cuanto antes. Dependiendo de la aleación, del método de enfriamiento, de la geometría y del tamaño de la herramienta, nos pueden aparece grietas durante el temple, o incluso muchas horas después. Por lo que trataremos de revenir nuestra herramienta después del temple, calentando la pieza que debe estar limpia y pulida para poder ver bien los colores del revenido. Es conveniente mantener la pieza a la temperatura de revenido para asegurarnos que la temperatura es homogénea en todo su volumen. No nos interesa que el núcleo quede frágil, por lo que debemos asegurar que la temperatura del revenido llega al núcleo de nuestra herramienta. Existe cierta relación entre las propiedades mecánicas obtenidas en un revenido a mas alta temperatura y menos tiempo, que con mas tiempo de revenido a mas baja temperatura.

Los herreros antiguos realizaban el revenido en la fragua, ahora si lo deseamos también podemos realizarlo en un horno. Personalmente me gusta mas el revenido en la fragua, aunque está claro que con el horno podemos conseguir mayor precisión en los tratamientos térmicos, pero perdemos el conocimiento práctico que nos han dejado nuestros maestros.


¿A QUE TEMPERATURA DEBO REVENIR MI HERRAMIENTA?

La temperatura de revenido ya sea para herramientas para trabajar el metal, la madera o la piedra, o cualquier tipo de herramienta de corte, depende de las propiedades mecánicas que deseemos obtener, del tipo de herramienta y uso, de su geometría y por supuesto del acero escogido.


Los factores que rigen la cualidad del revenido son la temperatura y el tiempo. La velocidad de enfriamiento no influye para nada.


En el siguiente listados podemos ver la temperatura de revenido de algunas herramientas recomendadas por otros autores, muy interesantes como referencia. Lo mas importante es conocer el acero con el que trabajamos, realizar algunas pruebas de temple y revenido, y sobre todo probar las herramientas, para determinar si las propiedades mecánicas obtenidas son las que se requieren para un determinado tipo de trabajo.

Podemos englobar las herramientas y su temperatura de revenido en tres grupos:


1.- Herramientas de corte fino y duro que no actúen por choque. Las temperaturas están comprendidas entre los 220 y los 255ºC, que corresponden a los colores amarillo claro (220-230ºC), paja oscuro (240ºC) y marrón amarillento (255ºC). Este revenido disminuye muy poco la dureza y fragilidad.


2.- Herramientas cortantes que deban trabajar al choque o estén sometidas a impacto, recibir golpes o torsiones. Sus temperaturas están comprendidas entre los 265 y los 285ºC. Corresponde a los colores marrón rojizo (265ºC), purpura (275ºC) y violeta (285ºC).


3.- Herramientas de filo menos duro que deban ser muy tenaces. Las temperaturas están comprendidas entre los 295ºC correspondiente al azul oscuro o aciano, el azul claro a 315ºC y el gris azul grisáceo a los 330ºC.

Revenido a unos 265ºC de hacha calzada (soldada a la calda) con acero de ballesta F-1430. Revenido con el calor residual del temple. 



MODIFICACIÓN DE LOS CONSTITUYENTES DURANTE EL REVENIDO:

Las variaciones en las propiedades mecánicas de los aceros que experimentan durante el revenido son debidas a cambios en la microestructura que consisten, principalmente, en la descomposición mas o menos completa de la martensita en otros constituyentes mas estables, por medio de la difusión del carbono a las temperaturas de revenido. Sin entrar en mas detalle podemos decir que en revenidos a temperaturas inferiores a 300ºC, el porcentaje de carbono de la martensita baja hasta el 0.25%, bajando su dureza, pero que se compensa con la aparición de un carburo denominado epsilon. A mas temperatura también van produciéndose otros microconstituyentes durante el revenido, pero lo que debemos tener en cuenta es que vamos perdiendo dureza cuanto mas alta sea la temperatura de revenido.


Fuente: laboratoriodeforja2