area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

Los micrómetros no son abrazaderas: 7 consecuencias causadas por mal usar el micrómetro

Cuando el micrómetro se usa constantemente o de una manera inadecuada, el punto cero del micrómetro puede desalinearse. Si el instrumento sufre una caída o algún golpe fuerte, el paralelismo y la lisura del husillo y el yunque, algunas veces se desajustan y el movimiento del husillo es anormal.

Es inevitable necesitar nuestro instrumento de medición para proporcionar resultados buenos y útiles de cualquier prueba. El instrumento puede utilizarse para un proceso tan simple como determinar la presencia o ausencia de tensión eléctrica o tan complejo como hacer una prueba automática y diagnosticar fallos en el radar y en los equipos de comunicación inalámbrica. De la misma manera que su instrumento necesita pruebas, necesita calibración.

La calibración es una comparación entre las mediciones: una de la magnitud conocida o corrección (un estándar) y otra de la unidad bajo prueba (equipo de prueba). La calibración también incluye el proceso de ajuste del equipo de prueba para cumplir con el estándar.

Sin la calibración las cosas le saldrán mal, por eso te mostramos 7 consecuencias causadas por descuidar la calibración de tus instrumentos de medición:


1- Resultados inexactos.

El equipo de prueba se utiliza para comprobar el funcionamiento correcto del dispositivo bajo prueba, sin embargo, que pasa si el propio equipo de prueba no es exacto. Debes esperar la compra de un nuevo equipo de prueba, y saber si éste ha experimentado una calibración por el fabricante, y se adjunta un certificado como evidencia de este proceso.


2- Poca fiabilidad.

Una máquina calibrada es una prueba de que su equipo de prueba está bien cuidado y se somete a un mantenimiento regular; Esto aumentará la confianza que tú y tus clientes tienen en el equipo de prueba y sus resultados. La calibración debe realizarse con regularidad para asegurarse de que el equipo de prueba se realiza dentro de los estándares aceptados.


3- Tiempo de inactividad del equipo.

La calibración ayuda a asegurar la calidad de su equipo de prueba durante la operación, evita tiempo de inactividad que interrumpirá sus operaciones regulares, y por lo tanto, evita perder horarios o compromisos. Lo mismo con el mantenimiento, la calibración regular es capaz de exponer cualquier problema posible antes de que se conviertan en grandes problemas.


4- Los riesgos de seguridad.

Corre el riesgo de la seguridad de las personas directa o indirectamente con su equipo de prueba. Por ejemplo, si utiliza un equipo de prueba sin calibrar para comprobar la temperatura aceptable en una instalación de almacenamiento de alimentos, puede causar deterioro de los alimentos (y eventualmente intoxicación alimentaria) o que los trabajadores operen en un ambiente donde la temperatura no esta controlada.


5- Esfuerzo y tiempo perdido.

Una pieza del equipo de prueba sin calibrar puede resultar en mala calidad y en productos o servicios rechazados. Perderás tiempo, dinero y recursos para producir resultados incorrectos. Esto crea una situación que requiere esfuerzos adicionales para reproducir las pruebas necesarias para el producto o servicio para satisfacer los estándares aceptables.


6- Clientes perdidos.

Tus clientes dependen de tus productos y servicios, y ellos esperan que proporciones un resultado consistente de resultados buenos y confiables. Cuando un producto o servicio no cumple con su uso previsto o se considera inferior, los clientes buscarán un reemplazo y perderás tu reputación de calidad.


7- Cuestiones financieras.

Mala calidad, doble trabajo y clientes insatisfechos se suman a

los gastos financieros. Cuando el equipo de prueba se calibra regularmente evita el costo cuando un equipo falle ocasionando tiempo de inactividad y resultados inexactos causando problemas de confiabilidad.


Fuente: twilight




461 visualizaciones