top of page

AREA ACADEMICA DE METALURGIA

250472000_4511973448917687_7813699944648360438_n.png

Maquina extrusora de aluminio explota y destruye toda la fabrica

Maquina extrusora de aluminio explota y destruye toda la fabrica, la causa de la explosión se debió a la fuga del aceite a presión de la extrusora, iniciándose el incendio y propagándose de forma muy veloz, ayudado por la combustibilidad de los materiales de la construcción de la fábrica. No quedo nada de la fabrica.

AQUI EL VIDEO

La industria del metal, como puede ser la relacionada con la extrusión y conformado de metales como el aluminio o el acero, presenta una serie de riesgos que la hacen especialmente vulnerable en caso de incendio si no se adoptan las medidas oportunas.


Uno de los principales riesgos en este tipo de industria es la presencia de grandes cantidades de aceites hidráulicos en la maquinaria de proceso. En caso de fuga, como en el caso de Dos Hermanas, las temperaturas que se alcanzan en el entorno de la máquina y otras posibles fuentes de ignición en forma de chispas o llamas propios de los trabajos que se realizan.

Pero hay que tener en cuenta que la presencia de aceites combustibles a presión no es el único hecho que hace que este tipo de industria tengan un riesgo de incendio elevado. Por ejemplo:


- El polvo de ciertos metales (como por ejemplo, el de aluminio) genera atmósferas explosivas que deben ser analizadas y protegidas de forma adecuada. En caso de ser necesario, deben instalarse sistemas de aspiración que capturen con eficiencia y seguridad todas las partículas finas potencialmente explosivas.

- La realización de trabajos en caliente, así como otros de cortes y soldadura, también implica un grado de peligrosidad importante.

- Proyección de virutas calientes hacia elementos combustibles.

- Fallos eléctricos en la maquinaria.


De esta forma, se hace necesario tomar medidas que permitan garantizar la seguridad de la industria del metal. Estas medidas deben ir enfocadas en diferentes direcciones (prevención, protección pasiva y protección activa).

Dentro de la protección pasiva, en el caso concreto de los aceites combustibles, la primera medida debe ser el uso de aceite hidráulicos ignífugos, que presentan una mayor resistencia al fuego y estabilidad térmica. Otra opción es el uso de máquinas neumáticas, por ejemplo, que elimina o reduce el uso de aceites en el proceso productivo. Otras acciones pueden ir encaminadas a la sustitución de los paneles aislantes térmicos combustibles existentes, muy usuales en este tipo de industria, por paneles incombustibles, con una resistencia al fuego adecuada y una baja generación de humos.


Desde el punto de vista de la protección activa, en máquinas de especial peligrosidad se debe optar por la instalación de sistemas de detección y extinción acordes al riesgo que se está protegiendo, existiendo soluciones muy específicas para máquinas de la industria del metal. Aquí entran detectores puntuales de llama, chispa y temperatura, detectores de chispa con conductores de fibra óptica, sistemas de extinción localizados con agua nebulizada o CO2, etc.


3741 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page