top of page

AREA ACADEMICA DE METALURGIA

250472000_4511973448917687_7813699944648360438_n.png

No tires el neumatico viejo neumatico roto sin conocer este secreto

No volverás a tirar el neumático roto al descubrir que puedes repararlo muy facil con este secreto de un experto. Los neumáticos se hacen con caucho natural y sintético. La materia prima de este último es el petróleo, mientras que el caucho natural procede del líquido lechoso (látex) de diversos árboles tropicales, como el Hevea. Descubre como reutilizar las llantas de caucho que se encuentran rotas.

↓↓ AQUI EL VIDEO ↓↓

Creditos: Inventor K

La llanta es reparable en la mayoría de los casos. A menos que la ponchadura sea muy grande, la reparación de la llanta suele ser posible. Sin embargo, es importante desmontar la llanta para asegurarse de que no se ha estropeado o dañado por manejar a baja presión.


Hay tres formas de reparar una llanta:



- Con un PRP, también conocido como "seta": esta reparación de llantas, realizada por el profesional, es la más cualitativa. Desmonta la llanta, examina el interior para comprobar si está dañada, golpea el orificio, inserta el PRP desde el interior y lo pega en su lugar para obtener un sellado completo.


- Con una mecha: se introduce en la llanta desde el exterior. Este tipo de reparación de llantas está muy desaconsejado porque no implica una comprobación del interior de la llanta después de un recorrido con baja presión o una ponchadura y la evaluación de los daños que puedan haberse producido.


- Con un parche: es un proceso similar al que se utiliza para reparar una cámara de aire de bicicleta. Este tipo de reparación tampoco es recomendable porque sellará en el interior, pero no entre la banda de rodamiento y la goma interior. Por lo tanto, habrá un riesgo de infiltración de agua y de oxidación de las capas (parcialmente metálicas). Si se produce este daño, puede provocar el reventón de la llanta.


A veces, las llantas pueden circular a gran velocidad. Por eso es importante que la llanta se repare correctamente para garantizar tu seguridad.


Una reparación de llantas solo es segura si se realiza correctamente, por lo que es importante que la realice un profesional. Si después de examinar la llanta se comprueba que es reparable, el profesional colocará el talón correcto en el agujero y te dará una llanta que funcione tan bien como antes de la ponchadura.


Si la llanta no se ha dañado al poncharse, su vida útil será exactamente la misma que si no se hubiera ponchado.


9830 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page