area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

Pavonado, recubrimiento para superficies metálicas.

Este recubrimiento consiste en la aplicación de una capa superficial de óxido de hierro abrillantado de un color que puede variar de azul hasta negro sobre una superficie metálica; es similar a una capa de pintura muy dura que forma parte del mismo metal.


El pavonado es un acabado  final para piezas de acero, es un proceso que se basa en la oxidación química controlada del acero, formando una capa generalmente de óxido de hierro (Fe2O3) o de óxido ferroso-diférrico (Fe3O4), adherida a la superficie de la pieza que actúa como una capa pasiva (capa inerte sobre la superficie de un metal).


Se aplica principalmente sobre acero de bajo carbón, aunque también es posible recubrir piezas de latón, cobre y zinc. Existen dos métodos para su aplicación: por calentamiento y por inmersión.


Pavonado por calentamiento: Las piezas se limpian y posteriormente se cubren con una solución con entre 15 y 25% de asfalto o barniz de aceite en gasolina, luego se colocan sobre una malla de hierro y se introducen en un horno a una temperatura entre 350 y 400°C durante un lapso de tiempo de 10 a 12 minutos hasta obtener un tono azulado o negro.


Pavonado por inmersión: Las piezas se limpian, se sumergen en una mezcla fundida a 310 - 350°C de nitrato de sodio (NaNO3) y nitrato de potasio (KNO3) hasta obtener el tono azulado, después se lavan con una solución de jabón caliente al 2%. Si se agrega a la mezcla un 25% de sosa cáustica (NaOH), la coloración final se torna negra.


La principal ventaja de este proceso, es que no altera las dimensiones de las piezas ya que no es un depósito; siendo una excelente alternativa de protección cuando existen estrechas tolerancias dimensionales, además de proteger las piezas del óxido y de aumentar la durabilidad de las piezas.

Este pavonado se implementa en piezas decorativas del hogar, como lámparas, marcos de cuadros, marcos de ventanas, esqueletos de camas. En el ámbito industrial, se usa en clavos, engranajes, tubos, partes de máquinas y herramientas, ejes de motores, anillos de pistón, válvulas, componentes ópticos y también en armas de fuego, sin embargo este es un método anticorrosivo temporal, debido a que por sí solo no protege la pieza de la corrosión, por lo tanto la implementación de un recubrimiento posterior es requerida.

Fuente: laminasyaceros