area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

¿Por qué es necesario templar el acero?

El templado de acero es el proceso básico de endurecimiento de ese metal por tratamiento térmico. Este es el paso crucial en la fabricación de muchos materiales, como las cuchillas, por ejemplo. Conocida desde la antigüedad, esta operación sigue siendo una técnica elaborada, que es más delicada desde el punto de vista tecnológico

Conociendo el acero

El acero constituye una aleación cuyas diversas estructuras cristalinas son particularmente complejas. A través del proceso de templado se mejoran las propiedades de las herramientas que se fabrican, pues incrementa la resistencia mecánica y la dureza.


Este metal se puede tratar con calor intenso para darle diferentes propiedades de dureza y suavidad, dependiendo de la cantidad de carbono que contenga. El acero suave y el acero de carbono medio no tienen suficiente carbono para cambiar su estructura cristalina y, por lo tanto, no se pueden endurecer ni atemperar.


El acero al carbono medio puede volverse un poco más duro, aunque no se puede endurecer hasta el punto en que no se pueda limar o cortar con una sierra para metales. Si el acero se calienta hasta que se ilumina en rojo y se apaga en agua limpia inmediatamente, se vuelve muy duro pero también quebradizo.


Esto significa que es probable que se rompa si se pone bajo una gran presión. Por otro lado, si se permite que el acero al rojo vivo se enfríe lentamente, el acero resultante será más fácil de cortar, dar forma y limar, ya que será relativamente suave. Sin embargo, el tratamiento térmico industrial del acero es una ciencia muy compleja y precisa.

Propiedades del acero templado

El acero templado es un tipo de acero al carbono liso a medio que se ha sometido a tratamiento térmico, enfriamiento y recalentamiento adicional. Los componentes hechos de acero endurecido tienen una cubierta exterior dura y un núcleo robusto, e incluyen mandriles, ejes, componentes de eslabones, piñones de accionamiento, árboles de levas y juntas cardán.


Las áreas de aplicación de componentes hechos de acero endurecido incluyen transporte, generación de energía e ingeniería mecánica en general. Los tipos de acero endurecido son varios con las siguientes propiedades tal y como indican especilistas en el sector como la empresa de maquinaria metalúrgica Blecken.


Resistencia al desgaste

El acero endurecido es resistente al desgaste, al uso rudo, a la presión y al impacto. Se utiliza para hacer palas eléctricas, bolas de acero, boquillas, instrumentos quirúrgicos, trituradoras y placas para el procesamiento de rocas.


El acero con una cantidad suficiente de cromo que se somete a tratamiento térmico se endurece para formar partículas de carburo de cromo, lo que aumenta la resistencia al desgaste de la aleación de acero. Los aceros endurecidos con una mayor concentración de carbono contienen una mayor cantidad de carburo de cromo y exhiben propiedades mejoradas de resistencia al desgaste.

Resistencia a la corrosión

La corrosión afecta los materiales y las superficies metálicas utilizadas en las industrias. El acero templado es resistente a los entornos químicos corrosivos, el agua potable y la corrosión atmosférica. Este se aplica con recubrimiento resistente a la corrosión para mejorar aún más sus propiedades resistivas.


Resistencia a la abrasión

El acero templado ofrece una resistencia excepcional a la abrasión por deslizamiento severo y es capaz de soportar la perforación y el punzonado. Por lo tanto se puede usar en la minería de roca dura, y para hacer transportadores, canaletas, plataformas de camiones de carreteras, trituradoras, tolvas y canales.


Durabilidad

La durabilidad del acero templado es al menos el doble que la del acero no tratado. Se utiliza para hacer cuchillos, cuya dureza óptima depende de las proporciones de carbono, manganeso y cromo. Los cuchillos fabricados con estos aceros duros duran más que los fabricados con los aceros normales a los medios.


3439 visualizaciones