area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

¿Qué contiene el humo de soldadura?

Los procesos de soldadura se clasifican en dos grupos: soldadura por fusión, que es solo calor, y soldadura a presión, que utiliza calor y presión. La soldadura por fusión involucra tres tipos: arco eléctrico, gas y termita.

Todas estas formas de soldadura producen humo visible que contiene subproductos gaseosos y humos metálicos nocivos, afirma OSHA. Los humos de soldadura contienen una variedad de metales, incluidos aluminio, arsénico, berilio, plomo y manganeso. Los gases de argón, nitrógeno, dióxido de carbono, monóxido de carbono y fluoruro de hidrógeno a menudo se producen durante la soldadura.


Problemas de salud

Los humos de soldadura pueden causar serios problemas de salud a los trabajadores si se inhalan, según OSHA. La exposición a corto plazo puede provocar náuseas, mareos o irritación de ojos, nariz y garganta. La exposición prolongada a los humos de soldadura puede provocar cáncer de pulmón, laringe y tracto urinario, así como daños en el sistema nervioso y los riñones. Ciertos gases, como helio, dióxido de carbono y argón, desplazan el oxígeno y pueden presentar riesgos de asfixia, señala OSHA, particularmente en áreas de trabajo cerradas.


OSHA ofrece consejos para ayudar a los soldadores a reducir su nivel de exposición a los humos y gases de soldadura. Entre ellos:

  • Comprenda a fondo los peligros asociados con la soldadura.

  • Limpie las superficies de soldadura con regularidad para eliminar los revestimientos que potencialmente podrían resultar en niveles de exposición tóxica.

  • Manténgase a barlovento de los humos de soldadura cuando trabaje en áreas abiertas o al aire libre. Sin embargo, tenga en cuenta que trabajar al aire libre o en entornos de trabajo abiertos no garantiza una ventilación segura.

  • Utilice sistemas de ventilación de extracción locales para soldaduras en interiores. Asegúrese de mantener los puertos de escape alejados de otros trabajadores.

  • Nunca suelde en un espacio confinado que no tenga ventilación.

  • Use protección respiratoria si la ventilación y las prácticas de trabajo no reducen adecuadamente la exposición a los humos de soldadura a niveles seguros.

Fuente: safetyandhealthmagazine

5842 visualizaciones