area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

¿Qué le sucedería a tu cuerpo, si cayeras a un río de lava volcánica?

La lava tiene más de 2,100 grados Fahrenheit (unos 1,170 grados Celsius). Es mucho más caliente que cualquier cosa que puedas tener en tu casa. Mojar la mano en la roca fundida no te matará al instante, pero te producirá quemaduras severas y dolorosas, “del tipo que destruye las terminaciones nerviosas e hierve la grasa subcutánea. Mojar la mano en la roca fundida no te matará al instante, pero te producirá quemaduras severas y dolorosas, “del tipo que destruye las terminaciones nerviosas e hierve la grasa subcutánea”

El calor extremo probablemente quemará sus pulmones y hará que sus órganos fallen. El agua en el cuerpo probablemente herviría como vapor, todo mientras la lava derrite el cuerpo desde el exterior. No te preocupes, los gases volcánicos probablemente te dejarán inconsciente. Pero a diferencia de uno de los personajes de la película de 1997 Volcano o Gollum en El Señor de los Anillos, no te hundirías y te licuarías como la Bruja Mala.


El espesor de la lava es la misma razón por la cual los vulcanólogos que intentan tomar muestras no usan cubos. En cambio, sumergen martillos de roca en la roca fundida, extrayendo magma cuajado para probar. “No es como ir a un arroyo y poner un balde en el agua”, dice Klemetti. “La cubeta simplemente se asienta sobre el flujo de lava”. De hecho, la lava se solidifica rápidamente, formando una costra negra en la parte superior que es bastante robusta, lo suficientemente robusta, por ejemplo, para soportar el peso de este tipo corriendo por un flujo de lava en el Monte Etna en Italia. (Pero no intentes esto tú mismo)


La lava da miedo, pero no es lo más peligroso durante una erupción. La lava por lo general fluye muy lentamente, por lo que tienes tiempo para alejarte “rápidamente” de ella. El verdadero peligro proviene de los flujos de lodo volcánico, también llamados lahares.

Los lahares amenazan las vidas humanas y las propiedades tanto en los volcanes como en los valles que los drenan. Debida a su alta densidad ya su velocidad, los lahares pueden destruir la vegetación y hasta estructuras importantes a lo largo de sus rutas, tales como puentes. . Estos son esencialmente deslizamientos de tierra de material volcánico y escombros que tienen la consistencia del concreto y pueden correr por un volcán a más de 120 millas por hora (200 km / h). En 1985, un lahar causado por el volcán Nevado del Ruiz en Colombia sumergió a toda una ciudad, matando a 25,000 personas.


Luego están los flujos piroclásticos, que son las nubes apocalípticas de gases, rocas y otros desechos volcánicos que viajan a velocidades superiores a 50 millas por hora (80 km / h) y a temperaturas entre 390 y 1.300 grados Fahrenheit (200 a 700 grados) Celsius). Si te encuentras en un flujo piroclástico, como la gente de Pompeya en el año 79 DC, probablemente te sofocarás hasta la muerte o te aplastará por una roca voladora (como este pobre tipo en Pompeya). Son una combinación letal de calor, gases nocivos e impactos.

Fuente: ecoportal


298 visualizaciones