area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

¿Qué partes del cuerpo humano podrían contener acero inoxidable?

En ocasiones, debido a un daño sufrido por un accidente o a malformaciones de huesos o cartílagos causados por alguna enfermedad como por ejemplo, la osteoporosis, se puede llegar a requerir un implante que es un dispositivo que ayuda a reemplazar la estructura ósea dañada. A este tipo de implantes se les denomina quirúrgicos y su función es recuperar la movilidad. También existen los implantes dentales. El acero inoxidable juega un papel fundamental en el desarrollo de esta aplicación, que tampoco se puede apreciar a simple vista.

Además de los implantes, las placas, tornillos y clavos son otro tipo de aplicación del inoxidable dirigidas a restaurar la movilidad del cuerpo humano. Las placas tienen la funcionalidad de asegurar y mantener fija la unión entre dos secciones de hueso que han sufrido alguna fractura. Los tornillos y clavos fijan las placas al hueso. Todos estos elementos también son colocados en el interior del cuerpo.


¿Por qué usar acero inoxidable en los implantes quirúrgicos?

Porque es biocompatible, es decir, puede ser incorporado en los tejidos humanos sin el riesgo de reaccionar con los fluidos corporales; es resistente a la corrosión al estar permanentemente en contacto directo con fluido biológico y por sus excelentes propiedades mecánicas y físicas.

El inoxidable representa una ventaja en las placas y tornillos debido a que no provocan reacciones secundarias importantes además de que su dureza y resistencia favorecen a una fijación efectiva de la secciones del hueso fracturado. Por otro lado, se pueden utilizar esterilizadores y soluciones antisépticas sin afectaciones secundarias en el material, que pudieran generar reacciones en el interior del cuerpo.


Para el caso de la prótesis, además de las ventajas observadas para las placas y tornillos, el uso del inoxidable tiene la ventaja de ser un material menos costoso que otras aleaciones como cromo-cobalto o el titanio. El inoxidable es una opción menos costosa.


¿Y qué tipo de acero inoxidable se utiliza en los implantes?


El más utilizado es el austenítico 316L debido a su alta resistencia a la corrosión. Contiene entre otros elementos, aproximadamente de 16 a 18% de cromo y de 10 a 14% de níquel, así como de 2 a 3% de molibdeno, el cual forma una capa protectora que aísla el metal pese a la exposición a un ambiente ácido. Por otra parte, se han realizado investigaciones donde se han obtenido aceros inoxidables nitrogenados del tipo 316LN, sustituyendo el níquel en estas aleaciones por el manganeso y nitrógeno.

En la siguiente imagen podemos apreciar diferentes recursos que se utilizan en implantes:

Estos elementos de ortopedia están disponibles con proveedores establecidos en México que distribuyen tanto productos importados como de fabricación nacional.


En México, el uso del inoxidable en ortopedia está generalizado y es un mercado totalmente desarrollado y consolidado.


¡Excelente contribución del acero inoxidable para recuperar la movilidad de partes dañadas del cuerpo humano!


Fuente: iminox


194 visualizaciones