area.jpg
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
134195210_3644342969014077_2134063958416

¿Que es la limpieza electroquímica?

La limpieza electroquímica ayuda a limpiar el metal después del procesamiento mecánico (incluida la soldadura). La pieza de metal se sumerge en un baño electroquímico típicamente lleno con una solución electrolítica ácida. Como alternativa a la inmersión de la pieza en un baño, los sistemas de limpieza electroquímicos pueden limpiar áreas específicas con almohadillas o cepillos de fibra de carbono empapados en solución. Cuando la corriente eléctrica fluye a través de la bañera o a través de la almohadilla y el cepillo, las impurezas en la superficie del metal se oxidan y se disuelven.

Todos los sistemas Surfox pueden lograr la limpieza electroquímica. Las almohadillas o cepillos tienen muchas ventajas en comparación con el baño:

  • La almohadilla y los cepillos se enfocan solo en áreas específicas (soldaduras, puntos de corrosión, impurezas localizadas, etc.).

  • La limpieza con la almohadilla o el cepillo no altera toda la superficie de la pieza, por lo que se puede usar de forma segura cuando se trabaja con acabados superficiales especiales (acabados con brocha, acabados especulares, diseños, etc.).

  • El uso de un sistema electroquímico de almohadilla o cepillo elimina los costos de construcción requeridos para las plantas de baño (equipos, electricidad, sistemas eléctricos, sistemas de seguridad, etc.).

  • La limpieza con la almohadilla es más simple y requiere menos tiempo que los baños de limpieza. Elimina muchos pasos.

Sin embargo, el baño de limpieza también tiene sus ventajas:

  • Crea una superficie regular y lisa en toda la pieza.

  • Limpia todas las partes de la pieza, incluidas las geometrías complejas a las que no se puede acceder con una almohadilla o un pincel.

La limpieza electroquímica es más rápida que el decapado químico y garantiza una limpieza de alta calidad. El proceso hace que el acero inoxidable sea estéticamente agradable y resistente a la corrosión. Después de la soldadura, las propiedades anticorrosivas del acero se agotan por los carburos de cromo que se forman en la superficie y por la contaminación. Con el tiempo, la corrosión conduce a fallas peligrosas.

La limpieza también elimina cualquier residuo de depósitos de polvo de hierro en el acero. El acero alojado en el mismo entorno donde ocurre la perforación mecánica, el torneado y la soldadura a menudo acumula polvo de hierro. Con frecuencia se desarrolla corrosión localizada o localizada en el sitio de los depósitos de polvo de hierro.



El proceso electroquímico es muy popular porque:

  • No deja halos y manchas como lo hace la limpieza química.

  • No utiliza soluciones químicas a base de ácido nítrico o clorhídrico, que son extremadamente agresivas.

  • A diferencia de la limpieza mecánica, no deja partículas abrasivas en la superficie del acero y deja marcas de abrasión.

El componente eléctrico del proceso controla la velocidad del proceso. A medida que fluye la corriente, la pieza de trabajo puede actuar como un cátodo o un ánodo. Con la polarización catódica, la solución ácida genera iones de hidrógeno, lo que lleva a una acumulación de hidrógeno molecular en la superficie de la pieza.

La polarización catódica produce un "efecto mecánico". La presencia de gas (hidrógeno) hace que las soldaduras residuales se desprendan y se rompan. Actúa como un inhibidor contra la solubilización de metales. Este método se llama protección catódica.

Si la pieza sufre polarización anódica, se producen las siguientes reacciones:

  • Disolución de metal. El metal se convierte en iones que fluyen hacia la solución química.

  • Producción de oxígeno. Cuando se trabaja con metales que resisten la oxidación, como el oro o metales ligeramente solubles como el plomo en ácido sulfúrico, la producción de oxígeno es más rápida.

Las superficies de metal compuesto de acero al carbono o hierro se vuelven muy reactivas durante la polarización anódica y tienden a oxidarse nuevamente cuando se exponen al aire. Esta polarización acelera enormemente la limpieza. A menos que se detenga la limpieza cuando se ha eliminado el residuo, se puede perder material metálico adicional. Nuestras máquinas SURFOX usan polarización anódica para obtener una soldadura brillante y limpia o piezas de metal electropulido por inmersión.


El modo actual más extendido, también utilizado en máquinas SURFOX, es una polarización alterna de la pieza. En este caso, la pieza está polarizada alternativamente en el cátodo y el ánodo, combinando los efectos de los dos procesos y obteniendo:

  • Desarrollo de hidrógeno gaseoso (cátodo).

  • Solubilización de la soldadura (ánodo).

Estos dos procesos trabajan juntos para separar los residuos y proteger el metal subyacente. Esto hace que la polarización alterna sea más rápida. Estos dos procesos trabajan juntos para separar los residuos y proteger el metal subyacente. Es decir, que la polarización alterna sea más rápida. La tecnología de transmisión actual utilizada es muy importante. La diferencia se establece mediante el uso de un transformador o un inversor.

  • Durante el proceso de limpieza, la máquina SURFOX corrige constantemente la corriente (corrección del factor de potencia). Controlar la corriente evita chispas y cortocircuitos que pueden dañar la superficie del acero y crear pozos microscópicos.

  • El costo de la fuente de alimentación es menor, ya que la eficiencia se duplica.

El proceso de limpieza electrolítica termina con la neutralización. Después de la limpieza, una capa de ácido cubre temporalmente la superficie. El ácido debe neutralizarse antes de que comprometa todo el proceso de limpieza y cause daños irreparables.


Neutralizar la superficie implica tratarla con una solución base para restablecer los valores normales de pH. La solución neutralizante reacciona con la solución ácida, elevando los valores de pH a 6-7.



1227 visualizaciones